jueves, 10 de diciembre de 2009

LA VERDAD ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Vivimos en una sociedad en la que el choque frontal con lo cotidiano, con la realidad diaria, es permanente. Un choque que entraña un grave riesgo para quienes no somos capaces de cribar el bombardeo de información a que estamos sometidos; porque aunque resulte paradójico, actualmente vivimos más desinformados que nunca, y no precisamente por falta de ésta sino por todo lo contrario y sobre todo por un mal concepto del término desinformación.

Para mí desinformación en esta sociedad altamente tecnificada, es sinónimo de tergiversación y distorsión de la verdad. La demagogia frecuentemente utilizada, es un arma que en manos de los embaucadores profesionales contribuyen en gran manera a que a este teatro de las confusiones tenga muchas sesiones diarias.

Lo que preconizan algunos seudofilósofos y algún que otro petimetre intelectual de pacotilla (yo conozco a un individuo que en el apartado profesión de su DNI ponen “intelectual”), no tiene nada que ver con LA VERDAD, con esa verdad posiblemente utópica pero absoluta, de la que todos somos portadores a nivel cromosómico. Para algo habrá servido miles de años de evolución.

De aquí, desde esta tribuna, pido ante todo respeto y un continuo ejercicio de libertad responsable en todos los ámbitos de nuestra vida. Porque la verdad no puede verse limitada por decretos, ni normas de más que dudosa legalidad o procedencia, dictados desde el poder ejercido en muchas ocasiones de forma fraudulenta LA VERDAD es un patrimonio de la humanidad.

Lo que en estos momentos estamos viviendo, en esta sociedad de la globalización, no es sólo una traición a LA VERDAD sino una genuflexión ante los poderosos.

Por ello debemos negarnos a traicionar nuestra verdad. Podemos y debemos rectificar si nos equivocamos, es un privilegio que nos concede el ser libres; pero a lo que no debemos estar dispuesto nunca es a claudicar ante el poder establecido, o ante quienes en nombre de no sé qué se creen con el derecho de manejarnos a su antojo.

¡Eso jamás!

Decía Ortega y Gasset que la verdad es todo aquello que aquieta una inquietud. Y más de uno, hoy en día, nos sentimos más inquieto que nunca.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

ENTRE CÁNDIDO Y EL PRÍNCIPE

El día 19 de noviembre de 2009, el Diario de Cádiz publica una entrevista con nuestro alcalde. Éste deja caer algunas perlas dialécticas, que a mi juicio tiene mucho de sumisión (término políticamente incorrecto), o si se quiere de “fiel defensor de la disciplina de partido”. En esta entrevista observo el malabarismo con que nuestro alcalde quiere mantener el equilibrio entre lo que se prometió al pueblo, y lo que hasta ahora está recibiendo. Malabarismo imposible a todas luces, a no ser que se nos quiera hacer pasar por tonto y no creo que esa sea la intención, sinceramente.

Sr. Alcalde, desde mi más profundo respeto, debería aplicarse aquello de que “no se puede servir a dos señores” y , esto lo dijo algo libre de toda sospecha
Si me lo permite, tras este preámbulo desearía hacerle unas cuantas preguntas; preguntas que nos hacemos muchos barbateños. Yo sólo soy vocero de lo que he estado oyendo y así se lo traslado:

1. ¿No le parece fuera de tiempo, el quejarse ahora y tachar de “injusticia terrible” la normativa de la Comunidad Económica, en connivencia con la Administraciones Central y Autonómica, de reducir el tonelaje de de captura de atunes en las almadrabas, que como la nuestra se basa en un método puramente artesanal y totalmente respetuoso con el equilibrio ecológico de esta especie? ¿No le parece, que en lugar de quejarse debería de haberse tomado otras medidas con anterioridad a la buena temporada de captura de este año? ¿Por qué no se tomaron las medidas preventivas pertinentes? No me crea un ingenuo ni mucho menos un malintencionado. Imagino que la cosa no es tan simple como posiblemente yo la veo, sin embargo algo se podría haber hecho, por lo menos patalear.

2. Dice usted que se “está intentando hacer ver que los pescadores de Barbate están buscando un mes más de paro”. ¿Quién o quiénes son los que lo intentan?. Entre líneas parece que deja en el aire la posibilidad que sea desde la “Administración”, ese ente etéreo que posee el don de la ubicuidad, pero nadie ha visto jamás. Por favor Sr. Alcalde, nombre y apellidos de esos que por enésima vez intentan mancillar el buen nombre de los barbateños, que si por algo se han caracterizado ha sido por su laboriosidad.


3. Algunas otras perlas que deja son:

a. El número de parados es de alrededor de 4.300. Estos parados se supone que son sólo los censados. En una población de algo más de 20.000 habitantes, el número es verdaderamente importante (un 22% aproximadamente).

b. Aún no hemos sido agraciados con el Plan E. Hemos sido unos chicos malos y debemos a la Seguridad Social unos 30 millones de euros, con lo que ya desde el principio se sabía, y nos viene ahora con que se sigue negociando. No creo que sea el momento, se ha perdido mucho tiempo pero, si hay que pelear habrá que hacerlo y hasta el último momento.

c. Dice que Barbate está encontrando muchísimas trabas y problemas por parte de los técnicos e interventores de la administración y que son realmente poco sensibles a los problemas que atraviesa Barbate. Otra vez aparece ese espíritu de la Administración. Joder… está en todas partes.

d. Termino. Dice que no hay dinero ni para comprar una bomba de agua de 500 €, que han cortado la luz en la Casa de la Cultura, y que es un auténtico milagro que se esté pagando a los empleados municipales con una deuda de 60 millones de euros. Que las posibilidades de explotación de los recursos turísticos son mínimos, que …. Etc.


Y después de todo esto dice usted que se siente apoyado por las “Administraciones” y más concretamente por el Gobierno y la Junta de Andalucía.

Desde luego más candidez imposible (¿le suena Cándido o el optimismo de Voltaire?). Vaya por delante que usted como persona me parece “buena gente”, pero está visto que esto no es condición ni necesaria ni suficiente, como para que aquellos que vinieron a apoyar su candidatura días antes de las elecciones, y cerraron los actos en la plaza del Faro cumplan con lo que no sólo le prometieron a usted, sino a todo el pueblo de Barbate.

Mientras usted ejerce de Cándido, otros aplican otras teorías de más alto alcance. Aluden a la “Razón de Estado” propuesta por Nicolás Maquiavelo, en su obra “El Príncipe” y aquí, el fin justifica los medios.

Reflexione sobre ello Sr. Alcalde, en esta vida no todo es válido. No le sugiero que tire la toalla, pero sí que dé un golpe en la mesa e imponga sus condiciones. Esas condiciones que Barbate necesita para poder arrancar.

NO OLVIDE TAMBIÉN QUE, ALGUNOS DE LOS SEÑORES QUE OCUPAN ALTOS CARGOS DE RESPONSABILIDAD POLÍTICA, TIENEN LA PROFUNDIDAD INTELECTUAL DE UN PLATO DE SOPERA.

LAS DOS CARAS DE LA MISMA MONEDA




Aquí está otra vez, como tantas veces a lo largo de mi existencia. Aquí está frente a mí, pero hoy es todo distinto, no lo sé pero hoy me resulta sencillamente aterrador. La noche lo ha convertido en un siniestro sumidero de temores, en un temible espectro sobre el que navegan las inequívocas sombras de los pesqueros que van saliendo del puerto.

Sus fantasmales siluetas van dejando tras de sí la única luz que que me alumbra. Una estela de espuma blanca, mientras para mantener su rumbo firme sortean las terribles montañas negras que, cada vez hacen más difícil que puedan mantener el equilibrio.

Esta escena fantasmagórica me paralizó. A mí, que tantas y tantas veces me había acercado a la orilla de mi playa a relajarme, a sentirme verdaderamente yo.
El estentóreo golpeteo de las embarcaciones al batir las olas, resuenan en el sepulcral silencio de la noche, como ecos sordos engullidos por el miedo que me atenaza y que me impide huir.

En muchas otras ocasiones esta misma situación, me había envuelto en un mudo de sensaciones contrapuestas, escalofrío y bienestar. Sin embargo esta noche ha sido distinta, no lo entiendo. Probablemente haya encontrado lo que nunca buscaba, porque para mí era un sin sentido, la otra cara de la moneda, la otra cara del mar. El mar y no la mar.

LA REALIDAD ES TAN OBSTINADA COMO SIMPLE

En mi anterior artículo hacía una breve referencia a la cultura egipcia y más concretamente a sus grandes obras arquitectónicas. Un poco me servía de excusa para dar rienda suelta a mi indignación (e imaginación) por lo que yo entiendo es la realidad de lo que aquí, como en otras muchas partes está sucediendo. Pero aún importándome lo que por otros lugares de España suceda, lo que más me afecta es lo que sucede aquí, que no es poco.

Entre las muchas y maravillosas leyendas que circulan, desde el origen de los tiempos, hay una que especialmente me ha fascinado desde que era niño. Esta leyenda habla de la hermandad de los “Sabios Azules”, una hermandad que sólo se manifiesta cada mil o dos mil años (no recuerdo exactamente ahora). Y cada vez que lo hace es para buscar un hombre digno de recibir su conocimiento que ayude a cambiar la faz del mundo. Ese conocimiento lleva implícito otras ventajas muy codiciadas, como el acceso a la inmortalidad. Encontrarse con los “azules” es casi una garantía de que se nos va a entregar ese secreto.

Según algunos exégetas, ese momento, es un momento astrológico. No olvidemos que la cultura egipcia, es ante todo una cultura astrológica, como lo es la cultura maya, inca, azteca, celta y tantas otras de origen pagano. El amanecer de una mañana en la que, las estrellas de Leo ascenderán por el lugar de la “resurrección” en el Este y el pájaro Bennu, que los antiguos egipcios identificaban con la constelación del Fénix , marcará el Sur.

Éste es el momento, “El Tiempo”, como así también lo llamó el apóstol San Marcos, primer evangelizador de Egipto, ya que fue enviado allí por San Pedro, a la postre asentado en Roma, para buscar la más que posible iniciación de Jesús en los arcanos egipcios, durante su estancia en este país y, que de ser cierto pondría en peligro los cimientos de la Iglesia sobre la que se sustentaba el cristianismo.

Este “Tiempo”, hace referencia al periodo en el cual tendrá lugar la revelación, a ese hombre digno, del contenido del documento que el dios de la sabiduría egipcia, Toth, encerró en un cofre de piedra en el edificio del “Inventario” (situado en la sabia ciudad de Heliópolis y que se identifica en la mitología egipcia con el Santuario del Ave Fénix)) y que a su vez este cofre estaba encerrado en otros sucesivamente.

¿Y a qué viene esta clase de mitología se preguntarán mis dos o tres lectores? Sencillamente a advertir y señalar a que a lo largo de la historia hemos conocido a multitud de personajes que han ido en busca de este mito, que han visto en toda esta historia algo más que una leyenda. Su ambición los ha obcecado de tal manera que han perdido el contacto con la realidad, con el día a día, con lo cotidiano. No, han querido y lo han intentado, siempre por la fuerza de las armas, que no, por las de la razón. Recordemos personajes tan recientes como Napoleón o el propio Hitler (entre los muchos cientos de los que han existido).

Con este inciso sólo pretendo hacer ver que nuestra realidad es otra, es más simple, es ir construyendo nuestra historia pasito a pasito, que no necesitamos a salvadores, que somos nosotros quienes individualmente nos tenemos que salvar y trabajar para nuestros hijos, no olvidemos que este trozo de tierra es lo único que vamos a poder legar, lo demás son pamplinas.

Al final sólo nos queda vivir en armonía con la tierra y con todas las cosas que se mueven sobre ellas

Proverbio indio

.

VIVIR DE ESPALDAS A LA REALIDAD




Casualmente hoy ( 01-12-2009)y casi sin pretenderlo me han señalado algunas de las causas por las que todos, o casi todos, nuestros gobiernos municipales han fracasado en Barbate. Me van a permitir que me reserve el nombre del amigo con el que he conversado, sólo apostillar que ha estado vinculado al PP, y muy próximo al círculo que rodeaba al anterior jefe del gobierno municipal.


Me dejaban caer que una de esas causas era los proyectos mastodónticos en los que nuestros mandatarios, alentados por no se sabe bien quién, se habían embarcado sólo para satisfacer el ego, cuando no el bolsillo, de algunos altos mandatarios y de paso apuntarse el tanto tal o cual sigla política. Mientras tanto nuestros cándidos gobernantes se engolosinaban y, de paso mantenían vivas las ilusiones de los barbateños.

Sucedió con el primer gobierno del PSOE, nos acordaremos del caso “Juan Guerra”, luego sucedió con el anterior con el gobierno del PP y sus famosos hoteles junto al idílico e histórico paraje del cabo Trafalgar; y puede estar sucediendo ahora. ¡Ojo! Sin embargo me faltan datos para hablar con más propiedad del asunto. Pero supongo que será cuestión de tiempo, de paciencia y un poco de investigación.
Que conste ante todo que soy un enamorado de la cultura egipcia antigua, y de sus proyectos faraónicos, pero todos sabemos para qué servían tan insignes construcciones, quienes las llevaban a cabo y con qué objetivos; no creo que sean necesarias más explicaciones, cada cual que saque sus propias conclusiones.

Seamos francos y sobre todo realista, Barbate no ha prosperado nada desde hace treinta años, es algo que vengo diciendo hace ya mucho tiempo. Aquí determinados señores han estado gobernando esta nave sin rumbo y con un único objetivo, servir al partido por el que se presentaron, sabiendo que cuanto mayor fuera esta servidumbre mayor sería los beneficios personales que ellos sacarían. Hay datos más que objetivos sobre los que se asienta esta afirmación.

Y si esto pasa en Barbate, ¿qué será lo que sucede en esta nuestra querida España? Me da la impresión de que los grupos sanguíneos de algunas de estas personas son, de un Rh algo distinto al resto de los mortales. Son de: Rh PSOE, Rh PP, Rh IU,…..

Nunca he entendido cómo un mal uso de la llamada “disciplina de partido”, puede estar por encima de los intereses de un pueblo. Aquí todos y cada uno de nosotros, pertenezcamos a tal o cual partido debemos arrimar el hombro y sacar esto adelante. Se puede y se debe. Cualquier idea, venga de la derecha, de la izquierda, del centro, del norte o del sur; si es buena para Barbate, ¡adelante con ella!

Esto es simple y llanamente una vergüenza. Nuestra sangre por encima de todo, es sangre barbateña y hasta que no nos concienciemos de esto, no saldremos adelante.