domingo, 27 de febrero de 2011

GRACIAS POR LA ESPERA


PÚSOSE EL SOL Y EL OSCURO MANTO DEL OCASO LO CUBRIÓ TODO


Con toda mi gratitud, a los amigos que han sabido comprender mis ausencias, durante meses, sin darles explicaciones, y han seguido estando aquí. A los que no las han comprendido, mis disculpas. Esta es la explicación que esperaban.

No es un párrafo mío pero que asumo en su totalidad. Han sido meses de desasosiego por lo que no se ha hecho y se nos prometió y de incertidumbre por lo que nos deparará el futuro. Ambos sentimientos mezclados en la proporción adecuada han ejercido un efecto tan negativo sobre mí que me ha bloqueado, no sabía que decir ni que escribir.

La total inoperancia de nuestros gobernantes, la falta de respeto por el ciudadano al que ha manejado como ha querido en función de la proximidad de tal o cual fecha o de tal o cual evento, ha marcado estos cuatro años.

Del PSOE esperaba y sigo esperando mucho más. La “O” de obrero no es una simple vocal en una sigla, es el símbolo de la obligación y el compromiso para con unos principios, con los que muchos nos identificamos y hemos mamado desde la juventud; es la más alta expresión de la “PAZ” y “JUSTICIA”, ha significado y significa la lucha continua sin matar y la pelea constante sin odiar. Es el símbolo de la honradez llevado a su máxima expresión. Y de eso no está dando especial ejemplo mi partido cuando no es capaz de reaccionar adecuada y contundentemente ante los últimos hechos ocurridos en las propias narices de la Junta, y espero que no con su conocimiento: “Merca_Sevilla y los ERES, por ser los más recientes y de mayor relevancia.

Ciertamente las desafortunadas declaraciones, “justificaciones” y más que dudosas actuaciones de altos cargos de la Administración Autonómica y Nacional no nos están ayudando en nada, todo lo contrario, estamos dando carnaza a quienes desde hace muchísimo tiempo ha hecho del lodo, la basura y de las miserias humanas su hábitat natural.

Es más que cierto aquel dicho de que “la mujer del Cesar no sólo debe ser honrada sino parecerla” y hasta ahora esta bendita mujer está generando más dudas de las debidas, lo que está permitiendo se instale la duda permanente en toda la sociedad y los socialistas no nos libramos de ello. “Esto es una mierda”, oigo con demasiada frecuencia; todos los partidos son iguales, los políticos son todos unos corruptos, sean del signo que sean. Y esto no es verdad, pero tampoco los partidos hacen nada para desmontar estas opiniones con argumentos sólidos, contundentes y ante todo creíbles.

Los corruptos deben pagar por lo que han hecho, sean quienes sean, por el bien y la dignificación no ya de la clase política (me consta que hay excelentes y honrados políticos) y de los partidos que representan, pero sobre todo por el bien toda la comunidad, que desesperadamente estamos necesitando de alguien y en algo en que confiar.

Barbate no se ha escapado a la inoperancia a la que hemos aludido al principio, ni a la corrupción; no es preciso dar nombres, aunque sí hay pistas más que suficiente para quienes quieran leer entre líneas de casos sangrantes en nuestro pueblo. Con esto debemos acabar de una puñetera vez y quienes pueden hacer que esto acabe son aquellos que no tiene nada que temer ni nada que perder.

En dos meses aproximadamente tendremos elecciones municipales, no creo que sea oportuno ningún comentario a estas alturas. Sólo deseo que gane el PSOE y no por cuestiones sentimentales, sino simple y llanamente porque creo que un partido progresista y socialdemócrata como éste es el antídoto perfecto contra el neoliberalismo que representa un cierto sector del PP y contra la política de ultraderecha del otro sector. Sin embargo y aunque partimos con desventaja, aún no está todo perdido. Así que ánimos. Deseo un grupo que no luche contra nadie, sino por conseguir un mundo mejor.

Por cierto espero que por una vez no nos engañen, ni unos ni otros. Seguro que muchas personas saben a que me refiero y sobre todo los que han leído algunos de mis anteriores artículos. Y ¡Ojo! porque se empieza a hablar de macros proyectos cuando los problemas cotidianos no se han solucionados, ni hay perspectivas. Cuando esto sucede me echo a temblar y sobre todo a desconfiar.
En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento
Albert Einstein