miércoles, 10 de octubre de 2012

EMPEZARÉ A CREER

DICEN QUE EN LOS PEQUEÑOS DETALLES ESTÁ EL DEMONIO, ASÍ QUE MUCHOS SERÁN LOS NUESTROS PARA QUE, SE HAYA INSTALADO DE FORMA PERMANENTE ENTRE NOSOTROS

 


HOLA:


Empezaré a pensar que en nuestra sociedad  se van produciendo atisbos de mejoras para todos y, sobre todo, para los menos favorecidos:
 
·         Cuando veamos a políticos, de más o menos enjundia, en la cola del INEM, o esperando con la soga al cuello (metafóricamente hablando), y angustiado, la llegada del día 10 de cada mes para cobrar los escasos 500 €  con los que poder alimentar a su familia y cubrir las necesidades más básicas. Esto además de ser una INDECENCIA es INHUMANO.

·         Cuando estos mismos señores dejen las inauguraciones en manos de los profesionales, de los que verdaderamente se lo han currado, y se dejen ya de una puñetera vez de aprovechar la coyuntura para darse un baño de multitudes (para bañarse, que se vengan a la playa de Barbate de vez en cuando, que buena falta les hace y nos hace), con el único objetivo de alimentar su ya más que obseso y mórbido ego. Por cada inauguración, conferencia, mitin y en definitiva puesta en escena de cualquier político y su séquito, nos cuesta a cada españolito un buen puñado de euros, mientras que ellos no se gastan un sólo duro de su bolsillo, todo sale de: dietas, desplazamientos, complementos y lo que ellos quieran, cualquier eufemismo que se quieran inventar les vendrá como anillo al dedo. Y que NOS JODAN a los demás, como diría aquella.

·         Cuando los PRESUNTOS golfos, rateros de baja estofa, ladrones de guante blanco y cuellos almidonados, etc., hayan devuelto, en el plazo más breve posible, todo lo que se han llevado y que por supuesto paguen con la cárcel. Ver a estos señores campar a sus anchas y pegándose la gran vida, además de vergonzoso, indecente y cualquier otro calificativo que queramos aplicar, es INADMISIBLE. Estas conductas deben ocupar un lugar prioritario en los procesos judiciales. ¡BASTA YA!

·         Cuando La voz que clama en el desierto también lo haga en cada manifestación del pueblo “EXPRIMIDO” reivindicando, unos derechos naturales inalienables con su condición.

·         Cuando esa misma voz, reverbere y rompa las cadenas humanas que se forman en los desahucios. VERGÜENZA debería darnos ver a tantas y tantas familias, con sus abuelos y niños tirados en la calle. ¿Caridad? NO. JUSTICIA

·         Cuando podamos comparar, sin ruborizarnos, los hemogramas de todos los ciudadanos y descartemos aquellos factores endógenos que nos puedan llevar a confusión. COLESTEROL MALO, TRIGLICERIDOS,  etc.

·         Cuando alguien nos diga la VERDAD.
 
 Y cuando en lugar de que nos traten de forma diferente, traten las diferencias de forma JUSTA

Se me quedan muchísimos “cuando” en el tintero, pero no quiero cansar. Además así dejo abierta la puerta de la imaginación de todos. De cualquier manera, me gustaría conocer estos “cuando” a través de vuestros comentarios.

Muchos somos aún, los que anhelamos encontrar hombres y mujeres honrados que nos gobiernen.
 
El trascendentalismo es un faro para los ángeles, aunque sólo sea una cerilla para el hombre
Bran Stoker (Drácula)
 
SUERTE