martes, 30 de diciembre de 2014

sábado, 27 de diciembre de 2014

CARTAS A MIS HIJOS (V)




Cartas a mis hijosPor Expósito Sailorexpositosailor@megasur.net
 Barbate a 3 de noviembre de 2014
Queridos hijos:
Creo que sabéis demás, porque así os he enseñado, que la cabeza del pescado suele ser la parte más gelatinosa y sabrosa. Curiosamente, también es la cabeza por donde primero empiezan a descomponerse todos estos animales: desde el boquerón a la ballena. Así que en cuanto observéis que los ojos del pescado en cuestión no os miran con fijeza, claridad y transparencia, desecharlo, porque en cuanto os acerquéis un poco, podréis comprobar que no huele bien. Lo mismo le ocurre a nuestra clase política que cuando no pueden mirar a los ojos a sus conciudadanos con fijeza, claridad y transparencia es que hay algo que empieza a dar mal olor. Y ese algo, es precisamente la cabeza porque la podredumbre comienza de arriba abajo. Después intentan calmar nuestras iras e indignación diciendo que son unos pocos los apestosos, pero nosotros sabemos de sobra que no, que es al revés, que son muy pocos los que no apestan de lejos. Es increíble y paradójico, queridos hijos, ver diariamente cómo nos gobiernan nuestros propios enemigos y cómo dicen que nos protegen nuestros propios ladrones. No puede haber dinero para la enseñanza ni para la sanidad, entre otros ministerios, porque tenemos más rateros que recursos. Aquí, está visto que el primero que llega a un puesto político relevante, primero se sube el sueldo y después abre la caja de los billetes de quinientos y se va en busca de una agencia inmobiliaria para comprarse un ático en una zona céntrica de la ciudad. El protocolo suele ser siempre el mismo.
Por cierto, hablando de protocolos, el del Ébola no ha podido ser más cutre y chapucero. ¿Cómo pueden pretender algunos que alguien sea capaz de ver un bichito microscópico, si no es capaz de ver si el garaje de su casa está ocupado o no? Ana, no me puedo creer que se llame Ana. ¿Sabéis qué significa /ana/ en árabe? Es la primera persona del singular de los pronombres personales: significa “YO”.
 “Yo mato” es el título de la novela de Giorgio Faletti que me regalaste hace tres años por Navidad, por supuesto que la leí, a pesar de que sabes que no me gustan mucho los best seller, y menos aún, cuando la portada del libro chorreaba sangre. Creo que el autor la escribió pensando en que Tarantino la leyera y la llevara al cine. En fin hijo, espero que los vietnamitas te traten bien, a tu hermano veo por facebook que los sevillanos están muy contentos con él. ¡Ah! Se me olvidaba, los grandes partidos no paran en hacer campaña de su nuevo adversario y en las cárceles hay un ambientazo horroroso.

Un beso muy fuerte a los dos.



domingo, 21 de diciembre de 2014

CARTAS A MIS HIJOS (IV)


Cuarta de la cuatro cartas de Expósito Sailor dedicada sus hijos.


Cartas a mis hijos
Por Expósito Sailor
expositosailor@megasur.net

Barbate a 30 de octubre de 2014

Queridos hijos:

No sé si recordareis a Ignacio Rueda. Sí, ese señor que iba deambulando por las calles de Barbate pregonando los últimos triunfos de su particular superhéroe Francisco Rivera “Paquirri”. Si queréis saber a quién me refiero, en la cafetería Bus o en el café Mejías podéis ver un retrato suyo colgado de la pared. En el retrato pintado por José Rivera se pueden apreciar sus vestidos de marinero humilde, su perenne sonrisa, su cara de felicidad, su cabeza cubierta por una boina, que no sé si lo ridiculizaba o le daba altivez y su inseparable trompeta de juguete colgada en bandolera con la que anunciaba sus particulares carteles taurinos. Ignacio era capaz de sacar lo mejor de muchas personas que observaban cómo un señor mayor ejercía de niño siendo capaz de arrancarles una tierna sonrisa. Ni que decir tiene, que en muchas ocasiones había un gilipollas que lo increpaba, le quitaba la boina y lo hacía llorar. Ignacio desconocía el valor del dinero y, si alguien le ofrecía alguna moneda, independientemente del valor que tuviera, él la solía cambiar en algún quiosco por una piruleta, que junto a los refrescos de naranja, no de cola ni de limón ni de tónica, era lo que en el mundo más le gustaba. Su vocación era ser policía local, pero a él no le interesaba saber si este o ese edificio tenía licencia de obras, si aquél conductor llevaba puesto o no el cinturón de seguridad o si los jóvenes motoristas llevaban puesto el casco, a él lo que le gustaba era dirigir el tráfico. Y os puedo asegurar queridos hijos, que no lo hacía mal. Posiblemente fuera porque los conductores al ver a Ignacio dirigiendo el tráfico sonreían y no queriendo importunarlo obedecían sus indicaciones. Jamás oí a Ignacio Rueda excusarse por su comportamiento cuando la policía local lo retiraba de situaciones peligrosas como la antes descrita. Nunca le escuché decir: “Yo creí que…, yo no sabía que…”. Nunca culpó a nadie de sus imprudencias. Ignacio no era ni chivato ni cobarde y asumiendo su rol buscaba otra esquina donde hacer sus pregones o bien, otra plaza donde nuevamente dirigir el caótico tráfico local.

En Madrid hay un señor que no deambula por la calles porque suele desplazarse en coches oficiales, que suele vestir trajes de seda, que prefiere la cola y la tónica antes que el refresco de naranja para sus onerosos combinados y que en vez de una humilde trompetita, él prefiere una robusta campana de bronce. A él también le gusta dirigir y, no sólo dirigió un gran partido político, un importante ministerio, los dineros de muchos países y también los de muchos madrileños y españoles, sin llegar a sacarle, que yo sepa, ni la más mínima sonrisa a la mayoría de ellos. Más bien creo que todo lo contrario. A él también lo han increpado, intentando quitarle la cartera provocándole sonoras rabietas. Imbéciles, queridos hijos, los hay por todas partes. Afortunadamente estos imbéciles son limitados y nunca llegarán a superar el número de habitantes de la tierra, aunque la codicia y la avaricia de muchos seres inhumanos, por desgracia es infinita. ¿Cuántas piruletas creen que pueden ser capaces de comerse en toda su vida? Pero el largo brazo de la ley le ha pedido explicaciones a él y a otros muchos con el mismo perfil psicológico. Y lo único que se le ha ocurrido decir es: “Yo creí que…, yo no sabía que…”


En fin, hijos míos. Un beso muy fuerte para cada uno. 

sábado, 20 de diciembre de 2014

FELIZ NAVIDAD



Espero y deseo que paséis una Feliz Navidad en compañía de vuestros seres querido. Espero y deseo que no nos olvidemos de quienes poco o nada tienen.

La Solidaridad posiblemente sea uno de los poco valores de los que podemos estar orgullosos de no haber perdido.

Una vez dijo alguien, no sé quien, que:

"Una sonrisa significa mucho. Enriquece a quien la recibe; sin empobrecer a quien la ofrece, dura un segundo; pero su recuerdo, a veces nunca se borra".

Lo mismo podemos aliviar el dolor de  mucha gente simplemente con una sonrisa, con la mejor de nuestras sonrisas.

Hasta luego

Paco Gil


domingo, 14 de diciembre de 2014

CARTAS A MIS HIJOS (III)



Tercera de las  cuatro cartas de Expósito Sailor dedicada a sus hijos:


Cartas a mis hijos
Por Expósito Sailor
expositosailor@megasur.net

Barbate a 23 de octubre de 2014
Queridos hijos:

Este verano, mientras que ustedes dos y algunos amigos vuestros invadían pacíficamente mi casa, imponiendo vuestra gastronomía, vuestros horarios y vuestros canales de televisión, entre otros aspectos propios de vuestras vacaciones -no las mías ni las de vuestra madre-, por las tardes me iba al paseo marítimo a disfrutar mirando al mar, de un café y de un rato de lectura. Tenía una deuda con Alfonso Grosso y decidí satisfacerla con creces y comencé con su primera novela: “La zanja” de 1961, seguí con “Los invitados” de 1979, novela basada en el famoso y prescrito crimen de los Galindos y terminé con “Flores a María” de 1981. Me falta “Testa de copo” ambientada precisamente en la almadraba de Barbate y “El capirote” ambientada en la Semana Santa de Sevilla, novela por la que uno de los grandes precursores de la Nueva Novela Andaluza junto a José Manuel Caballero Bonald y Fernando Quiñones, por nombrar a los más cercanos, se gana la antipatía y el desprecio de todo el mundo cofrade. Convirtiéndose en un autor maldito, que curiosamente encuentra la muerte el Martes Santo de 1995. Ya sabéis qué me podéis regalar para las próximas Navidades. Poneros de acuerdo.

Gracias al blog por el sudeste asiático estoy enterándome e interesándome por la vida y costumbres de esas personas tan parecidas entre ellas y tan desconocidas para nosotros. Me gustó la observación que haces sobre las infraviviendas de los habitantes de Hanoi. Si sus hogares son tan pequeños que carecen de cocina y de salón, es lógico que saquen a la puerta de sus casas un par de taburetes, su camping gas y su perola, transformando la calle en una interminable feria gastronómica. Por cierto, normal que después de los guisos lo recojan todo y limpien la “street food” mañana habrá que volver a utilizarla y deberán tenerla, dentro de lo posible, en un perfecto estado de revista. Más o menos como aquí dejan la avenida del Carmen los jueves después del “piojito”.

Ah, se me olvidaba, tu hermano dice que este año va a por todas y que le va a regalar una hucha al ministro de educación para que vaya ahorrando para su beca del próximo curso. Sí hombre, ese con cara de teleñeco y apellido de parque temático. En fin, veremos al final del curso, a cuál de los dos se le queda la cara más lacia, en cualquier caso, como propósito otoñal me parece bien. Yo confío en él. ¡En tu hermano cojones! ¿En quién va a ser? Ya sé que tú no confías mucho en tu hermano y en el otro nada en absoluto, pero no hay más remedio que tener paciencia y esperar una buena ocasión para botarlo.


Besos.   

viernes, 5 de diciembre de 2014

CARTAS A MIS HIJOS (II)



Cartas a mis hijos
Por Expósito Sailor
expositosailor@megasur.net

Barbate a 17 de octubre de 2014

Queridos hijos:

Hijo mayor y viajero, supongo que no te habrás enterado de la dimisión del ministro de justicia, sí hombre uno con pinta de enrollaito, con gafas quevedescas y cejas excesivamente pobladas. Sí, ese. Gallardón. Claro, es que como tú estás todo el día metido en el sudeste asiático, no sabía cómo explicártelo. ¡Ea! Pues ahí tienes al tío, para que luego digan que en este país no dimite nadie. Creo que este señor tiene plaza de juez en Cádiz y que este verano estuvo purificándose en las aguas de la Caleta, tirarse de la piera pico, creo que era demasiado osado para él, aunque más riesgo supone comerse una ración de ensaladilla en “Las Palomas” y creo que repitió. El hombre no es mu de fútbol, pero se tragó un par de partidos del Trofeo y por la noche en las barbacoas hizo amistad con un prejubilado de astilleros. Según tengo entendido, dicen que el prejubilado le estuvo explicando al todavía ministro que él se prejubiló por sordo, aunque en realidad lo exageró y que ahora que no trabaja, que es como si hubiera dimitido, gana más que trabajando. Sí, ya sé que parece increíble, pero es cierto. Hijo, yo creo que Gallardón se ha hecho gaditano, y me pongo contigo lo que tú quieras, que el año que viene en carnavales saca un romancero por las calles de Cádiz. ¡Pa arbortarse!

El pueblo en estas fechas se ha quedado cortito de jóvenes. No hay ni para llenar un bar, cuanto más para una botellona. Los más jóvenes que aún están estudiando se reparten por las universidades de Cádiz, Puerto Real, Sevilla, Córdoba, Salamanca o Madrid. Los que todavía son jóvenes, pero han acabado sus respectivas carreras, se reparten por Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y hasta Sudamérica, como tu primo que está en Santo Domingo de Chile. Son jóvenes que intentan con su trabajo y esfuerzo diario, recuperar la maltrecha economía mundial. Nada de chauvinismo ni de catetismo. El soñador de tu hermano, ya que nunca se levanta antes de las doce del mediodía, también se ha ido a estudiar, pero como bien sabes, él no es tan viajero como tú. Así que ha elegido para cursar sus estudios universitarios la trimilenaria, lúdica y sapientísima ciudad de Cádiz. Para él Sevilla es el extranjero. En la calle Pericón de Cádiz concretamente. ¡También se ha ido el tío a vivir a Cortadura! Se cae por el balcón y aparece en el Mora.

Por cierto, feliz cumpleaños a los dos, a ti porque naciste el 11 de octubre y a tu hermano porque nació el día 10 del mismo mes, nueve años más tarde. Recuerdo cuando celebrábamos juntos los dos cumpleaños. ¡No era por economía cojones! ¡Qué siempre estás igual! De parte de tu madre que tengas cuidado con los cocodrilos en la selva de Camboya y con los tubos de escape de las motos en Phnom Penh. A mí no me preguntes. Yo que sé. Pregúntale a tu madre, que yo creo que se conoce el sudestes asiático mejor que tú. En fin, este cumpleaños lo celebraremos tu madre y yo solos, porque tu hermano se va este puente a Salamanca a casa de un amigo. Lo que me faltaba: soñador y aventurero.

Besos 

jueves, 27 de noviembre de 2014

CARTAS A MIS HIJOS (I)



La primera de las cuatro carta que Expósito Sailor dedica a sus hijos. Como ya adelantaba ayer, en el apéndice de colaboradores, no dejará indiferente a nadie, pero más que cualquier otra anotación que yo pudiera hacer, os aconsejo que las leáis. Iremos sacando una por semana.

Hasta luego y a disfrutar.


Cartas a mis hijos
Por Expósito Sailor
expositosailor@megasur.net

Barbate a 3 de octubre de 2014
Queridos hijos:

Ya sabéis que no me gusta dar malas noticias, así que siento deciros que el Trafalgar Información ha pasado a mejor vida. A la vida de la historia que todo lo relativiza. Yo, que como ustedes saben, en parte lo engendré, lo crié y ahora, de repente, casi sin avisar, pasa a la historia. ¡Con lo bueno que era! De los ausentes hay que hablar bien, o no hablar, porque hablar mal de los que ya no se pueden defender es de muy mala educación. ¡Qué irse! ¡Qué apagarse! ¡Con qué elegancia y parsimonia nos ha dejado! Como decía el médico en la película: “Amanece que no es poco”.

Pero como también sabéis, porque os lo he dicho en multitud de ocasiones, la vida, al igual que las monedas, tiene su cara y su cruz. Aún no hemos terminado de decirle adiós al Trafalgar Información que ya estamos diciendo ¡hola! Al “¡Viva Barbate!”. Todavía quedan restos del Trafalgar en los mostradores de los bares y papeleras del paseo marítimo, y ya estamos pensando con qué pluma vamos celebrar el nacimiento de este nuevo niño informativo. Yo, como ya habréis podido comprobar voy a cambiar de estilo, y del artículo periodístico me voy a ir a la epístola, que es un género que creo, puede dar mucho juego en esta nueva etapa. ¿Y a quién mejor que a vosotros dos puedo dedicar estas nuevas reflexiones? Al primero por ser un buen lector, aunque a mí me lea poco y al segundo, porque no lee nada. Los jóvenes, o mejor dicho, algunos jóvenes creen que leer es un trabajo, y no deja de ser cierto, por supuesto que lo es, pero también supone un trabajo subir hasta la torre del Tajo mientras que vas disfrutando del aroma fresco del mar, del olor de los pinos, del romero, del tomillo y vas contemplando el estrecho de Gibraltar y el ancho mar que hacia el oeste llega hasta el continente americano. Por lo general, todo esfuerzo va acompañado de una recompensa.

Supongo que sabéis que antes de ponerse a escribir, lo primero que cualquier escritor debe hacer es buscar un destinatario. Yo he buscado dos, por si me falla uno. Este verano estuve leyendo “León el Africano” de Amin Maalouf, en la novela le preguntaban a una madre qué a cuál de sus hijos quería más, ella respondió con gran sabiduría y dijo: “Al enfermo hasta que sane, al menor hasta que crezca y al viajero hasta que regrese”. Afortunadamente los dos gozáis de buena salud, así que hablaré del menor, aunque creo que no va a crecer más, pero hasta que no termine de formarse y se independice sin que tenga que convocar nada ni a nadie, será mi hijo menor. Y del mayor por ser un viajero, no un turista, aunque ahora mismo no sepa en qué parte del sudeste asiático se encuentre.


Besos.

lunes, 24 de noviembre de 2014

¿DEMAGOGIA? ¿POPULISMO? ¿VERDAD?




SIN AMBAGES Y SIN AMBIGÜEDADES

Vaya por delante mi total aversión por los salvadores patrios, por los fundamentalistas políticos y religiosos y en definitiva por aquellos que enarbolan banderas que no les pertenecen y a las que revisten de un halo divino para luego erigirse en únicos propietarios y portadores y férreos defensores
Huyo y rehuyo, como el gato escaldado del agua fría, de los Ayatolá religiosos sea del signo que sea y de los iluminados políticos sea del partido que sea. Pero  creo en el hombre, en el  hombre bueno (en el sentido machadiano del mismo), en su sentido común y en su dignidad.

Apuesto por todos aquellos que creen que pueden aportar su pequeño grano de arena para poder construir una sociedad más justa y equitativa. Creo en quienes creen que es posible una nueva sociedad del bienestar. En definitiva creo en el HOMBRE.

Hecho este pequeño inciso, me gustaría  matizar algunos conceptos que por muchos son entendidos como POPULISTAS o DEMAGÓGICOS por el simple hecho de ir en contra del status quo actual. Un estado de cosa insostenible a todas luces, a poco que analicemos la situación de  descomposición en que nuestra sociedad se encuentra inmersa. Una actitud de corruptela que afecta a todos los órganos del Estado. Así que me van a permitir que enumere aquellos aspectos que repruebo en cualquier sociedad que se precie:

No creo en las verdades supremas e inamovibles.

No creo en las etiquetas.

Me repugnan las revoluciones y las involuciones, ya sean sociales, culturales o políticas. La HISTORIA nos da bastantes ejemplos de cómo acaban estas, el iluminado de turno se asienta sobre su propio predicamento y después no hay quien lo mueva.  En contraposición a estos conceptos creo en la transición sosegada, pacífica, razona y consensuada; en el sentido común. Y si tenemos que desaprender con este mismo sentido: ¡DESAPRENDAMOS! No pasa nada.

Me parece una injusticia de proporciones descomunales el desmantelamiento de: la sanidad pública, de la educación pública, y de los derechos sociales en general. Algo por lo que tanto y tantas gentes han luchado hasta el último aliento.

Aborrezco a quienes aparándose en su posición (a la que por cierto los hemos llevado en volandas nosotros), nos acusan de haber vivido por encima de nuestras posibilidades y de trabajar poco y ganar mucho. Esos golfos y sinvergüenzas que deberían besar la tierra que pisamos, nos han estado chupando la sangre y ahí están: PRESUNTOS GOLFOS, PRESUNTOS DELINCUENTES, PRESUNTOS QUÉ ……, dejémoslo, a buen entendedor

Me posiciono en contra de pagar deudas que no hemos contraído. Quienes han endeudado el país y han estafado al pueblo que lo paguen, pero ¡ya sin más dilación! No es de recibo que estos señores campe a sus anchas y algunos lo hagan con actitudes chulescas despreciando al resto de los mortales.

Me solivianta la palabra prohibición, yo por no prohibir, no prohibiría ni prohibiría la palabra prohibir (paradoja de Cantor probablemente). La ley mordaza es retrógrada y por tanto criticada no sólo por organismos nacionales sino internacionales. Poner límites a las libertadas no es nada aconsejable ni saludable si queremos construir una sociedad democráticamente sana.

Me produce grima seguir instalado en la mentira, en el doble lenguaje, en las verdades a medias. Aquellos que practican este tipo de conducta, defensores de rancia y doble moral, se erigen luego en adalid de los valores supremos y cuando hacen dejadez de sus funciones, o lo obligan, encuentran su recompensa en forma de trabajo súper bien remunerado, en menos de cuarenta y ocho horas. No es coherente afirmar que da asco las causas por las que ha sido retirada la ley del aborto y a los dos días tener un buen trabajo, que por cierto ya quisiera cualquier españolito.

 No es de recibo que se dedique 17 millones de euros a paliar los efectos de la pobreza infantil y más de 20 millones en reformar despachos.

Me parece execrable la fuga de cerebros. Lo que el gobierno nos presenta como un logro es una infamia además de un derroche humano y económico. Formamos a ciudadanos con un nivel universitario envidiable  y envidiado por muchos otros países para que luego tengan que emigrar y sean estos paises quienes se beneficien. Como siempre, ¡QUE INVENTEN OTROS!

Detesto el inhumano neocapitalismo como el rancio comunismo. Entre uno y otro extremo seguro encontraremos alguna solución.

Repruebo el que nos hagan concebir falsas esperanzas. Es inhumano en su sentido más amplio.
Condeno los desahucios indiscriminados. Por cierto se me viene a las mientes  monseñor Rouco Varela, ¿habrá abandonado el palacio arzobispal o lo van a desahuciar?

Me produce escalofrío la ayuda y exenciones fiscales de las que se benefician ciertas empresas, entidades o señores, mientras se ahoga al pequeño comerciante y al modesto ciudadano con el pago de impuestos abusivos, facturas desorbitadas y de dudosa legalidad por servicios básicos (agua, luz, IBI, etc)

Me produce sorpresa e incomprensión que ciertos sectores sociales se muestren tan reacios a la modificación de la CONSTITUCIÓN, cual PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DEL RÉGIMEN ANTERIOR FUERAN.

No me resigno a que la política que actualmente se está practicando sea la única posible. ¡NO!

Abomino de que en nuestro país la situación de pobreza en la que viven cientos de miles de personas sea de verdadera desesperación y  que, encima, se persiga como defraudador al padre de familia que, no pudiendo dar de comer a sus hijos (con una mísera pensión de 400€ a 600€) dediquen parte de su tiempo a conseguir unos pequeños ingresos extras con los que hacer frente a esta dura situación; mientras que otros gozan de sobresueldos,  se “sientan” en varios consejos de administración, son pluriempleados o tienen sueldos de por vida por la cara, por poseer información privilegiada o simplemente por  influencias.

Me horroriza que el 80% de la riqueza de nuestro país esté en manos de un reducidísimo número de personas.

Me enferma la duda de que la justicia no sea igual para todos: que lo justo y lo legal no vayan de la mano.

Por último condeno la violación de los “DERECHOS HUMANOS”,  sin ambages ni ambigüedades.

Probablemente se me hayan quedado muchas otras cosas en el tintero, las asumo y lo siento.

¿Utopía? ¿Populismo? Que cada cual lo llame como quiera, pero sin la primera la humanidad se hubiese estancado en la esclavitud y sin la segunda nuestras conciencias seguirían durmiendo el sueño de los justos.

Si por todo lo dicho, si por desear vivir con la dignidad propia de mi condición y desear dejarle a los míos un prometedor futuro; si por discrepar con la política que actualmente se está llevando a cabo en este país me tachan de populista o demagogo: LO SOY.

 Hasta luego

Hay dos cosas infinitas. El Universo y la estupidez humana. Y de la segunda no estoy seguro
Albert Einstein

martes, 21 de octubre de 2014

LA PUÑETERA REALIDAD


¿ES LA IGNORANCIA LA SOLUCIÓN?

No sólo las tarjetas de las que hasta no hace mucho hemos sabido de su existencia, opacas o “black”, para uso y disfrute de unos pocos sinvergüenzas y corruptos instalados en el olimpo de nuestra sociedad. Individuos que como viles vampiros han vivido y viven como dioses a costa de la sangre de los ciudadanos y honrados trabajadores. De la misma manera que las tarjetas, nuestro sistema social es opaco porque está construido sobre tal maraña de mentiras que al pueblo le resulta casi imposible acceder a la verdad. La transparencia brilla por su ausencia aunque una y otra vez intenten convencernos de que esto no es así. Sin embargo debemos entender que nada sucede por casualidad, todo está calculado y premeditado y una mentira no deja de ser mentira por muchas veces que la repitan, todo lo contrario cada vez se convierte en una mentira más gorda.

Todas o casi todas la decisiones que nuestros gobernantes toman nos llegan, cuanto menos, de forma sesgada: las cifras del paro, las expectativas de crecimiento económico, nuestras relaciones con la comunidad internacional, la corrupción, el desmantelamiento de nuestro sistema sanitario público, la manipulación del sistema educativo también público, los servicios sociales al borde del colapso, etc., etc. Y todo en benéfico de una oligarquía todopoderosa y corrupta a la que evidentemente se rinde pleitesía, porque todo este entramado socio político (disfrazado de democracia) no es más que la red en la que nos tienen atrapados y de la que difícilmente podremos escapar.

Expuesto esto y entendiendo que la tendencia del ser humano es llevar una vida tranquila y atenerse a la ley, creo también que con el estímulo adecuado la mayoría de los hombres somos capaces de actuar de manera muy diferente y me temo que estos estímulos son los que de forma muy insistente está percibiendo el ciudadano normal y corriente.

Como muestra podía poner muchos ejemplos de cómo se está jugando e incluso insultado a la inteligencia más mediocre, ahora mismo se me ocurren cientos; pero me quedo con uno que puede ser muy ilustrativo: "No hace mucho, alguien muy influyente en las esferas  políticas y económicas, alguien de la oligarquía a quien anteriormente hacía referencia, decía que estábamos viviendo por encima de nuestras posibilidades y que el sueldo mínimo interprofesional tendría que fijarse por debajo de los 600€". Sí, es cierto, esto lo decía alguien que ha estado involucrado en el tema de las tarjetas opacas y en otras muchas golfadas, pero…. es un intocable, pertenece a esa casta de la que tanto se habla actualmente y que realmente está ahí, por qué si no están aún en la calle;  pues porque son como aquellos grandes señores feudales  a los que dentro de nada habrá que honrarle con el derecho de pernada. Es lo que toca ahora.

Tendría que recordarle a éste y otros muchos señores cuántas personas hay en nuestro país que simplemente subsisten, que sobreviven y no se saben cómo, con un salario por debajo de esos 600€. Pero, ¡qué coño sabrán estos individuos de lo que es pasar necesidades! Esto, que para algunos es demagogia y para otros políticamente incorrecto es simple y llanamente "la puñetera realidad"

Para finalizar permitidme dos punto para la reflexión:

 * No olvidemos de que quien apoya con su voto al corrupto se hace cómplice de él.


* Ya Voltaire, como muchos otros filósofos planteaban que, el  ignorante puede ser plenamente feliz mientras viva en la total ignorancia pero cuando sea consciente de ella querrá dejar de serlo aún a costa de su felicidad. Algo tan obvio como esto, debería tenerlo en cuenta nuestros políticos ante futuras actuaciones.

Paco Gil

Desafortunadamente, la historia da pocos ejemplos de pueblos que saquen lecciones de su propia historia.
¡Indignaos! Stéphane Hessel

lunes, 6 de octubre de 2014

MUCHO CHORIZO PARA TAN POCO PAN



¡QUÉ ALGUIEN DÉ UN PASO AL FRENTE!

Uno de los eslóganes del movimiento  “¡Indignaos!” que desde no hace mucho  se viene esgrimiendo  en toda España y que mejor refleja lo que está sucediendo en nuestra piel de toro.

La corrupción, como cualquier horda invasora que se precie, se ha instalado en nuestro país de forma definitiva. Lo ha hecho para quedarse, no nos quepa la menor duda. En principio fueron simples “ocupas” sobre los que en su momento no se ejercieron las acciones legales que a cualquier ciudadano honrado se le hubiese aplicado: el desahucio moral, político y social: la “cárcel” y la devolución de lo que de forma tan descarada y desvergonzada se han llevado y se siguen llevando.
Lo que probablemente empezó como una simple anécdota, un escarceo propio de golfos de poca monta, ahora se ha elevado a la enésima potencia y se ha convertido en el deporte nacional sustituyendo a la tauromaquia en estas lides. Ya no es un simple caso aislado, hoy es algo “normal” en la clase política, empresarial y sindical, sin embargo entiendo que no es algo consustancial.

Aunque nunca es bueno generalizar tampoco lo es el minimizar. Me consta que tanto en el mundo empresarial como político y sindical hay personas que ejercen su actividad de forma intachable y con una honradez fuera de toda duda, lo que sucede es que a estos señores no  los dejan batirse  en la arena, salir a la palestra. Son los grandes gerifaltes de estos sectores los que trazan las directrices de actuación de forma que el que se mueve “no sale en la foto”, como apestado es repudiado. Total nada ha cambiado, todo sigue igual desde tiempos inmemoriales.

El ciudadano de a pie, cualquiera de nosotros,  piensa que no hay partido político, empezando por el PSOE (del que soy militante), que pueda ejercer la autoridad moral que se le presupone como para dar lecciones ¿de qué? Ninguno puede, ni mucho menos debe, vocear a los cuatro vientos su inocencia, a lo máximo que hoy pueden aspirar es a mostrar sus vergüenzas sin pudor, y a vendernos en las próximas elecciones sus desvergüenzas,  que es  lo que mejor saben hacer sin tapujos. Ya no nos valen promesas, no nos valen programas electorales ya prácticamente no nos vale casi nada, lo único que nos valdría es que esas personas honradas, valiente y buenas se deshagan de las cadenas que los atenazan y den un paso al frente. Eso es lo único que al ciudadano le haría recuperar la confianza.

Después del último episodio de las tarjetas negras: qué. Cuál es el próximo capítulo. Pues supongo que otra golfada más, porque aquí nunca paramos, este tipo de gente trabajan a destajo y... como nunca les pasa nada, se encomiendan al tiempo que: lo cura todo, cura hasta el jamón no digo más.

Pobre de país, pobre de nosotros ¡en manos de quienes estamos!

Paco Gil

“Cuando has eliminado lo imposible, lo que nos queda por improbable que parezca, tiene que ser la verdad”

Sherlock Holmes

domingo, 31 de agosto de 2014

UN NUEVO CURSO ESCOLAR


BAJO LA ATENTA MIRADA DE LA L.O.M.C.E.

Cuando el azafranado velo de esta tarde, domingo 31 de agosto, se descorra y de paso al azul metálico y frío del lunes 1 de septiembre, un nuevo curso escolar habrá comenzado para miles de españoles.

La avidez insaciable de nuestros educadores no es óbice para que se pase una mala noche. Noche de vigilia contenida, de sueños interrumpidos una y otra vez, de pesadillas inconfesables. Lo que intuyen forma parte de esas sensaciones ancestrales de miedo a lo nuevo, a lo desconocido; a esas sensaciones inmediatas, aquellas que proceden de la piel o de las tripas, antes que del raciocinio. Les aterra defraudar y sobretodo defraudarse. De su quehacer diario,  de su magnífico y silencioso trabajo, depende de que todas las estructuras educativas encajen en un puzle perfecto y la educación de nuestros niños no corra peligro aunque sean otros quienes se pongan las medallas. Eso a nuestros educadores, si me permiten la expresión, le importa un pepino.

A esta incertidumbre hasta cierto punto lógica se añade este año un nuevo reto que requerirá, una vez más, un ímprobo esfuerzo de nuestros docente: la LOMCE, y ni que decir tiene que darán y dejarán lo mejor de sí en el desarrollo de la misma, estén o no de acuerdo. Lo que se hace dentro de los muros de un centro escolar es una cosa, es la cruda y en ocasiones triste realidad, y lo que luego se intenta vender a la sociedad es otra. Por cierto, los vendedores no tienen nada que ver con los educadores, no nos engañemos ni dejemos que nos engañen; ellos como siempre se mantendrán al margen, sufriendo en muchísimos casos y riéndose sarcásticamente en otros. Si dijeran lo que piensan probablemente se quedarían sin trabajo. Su labor más allá de la pura demagogia política nunca será reconocida por nuestras autoridades educativa.

La LOMCE, una nueva ley más, según los actuales gurús de la pedagogía oficialista viene a solucionar los problemas que actualmente tiene  nuestro sistema educativo. No es cierto, o cuando menos no es totalmente cierto por una sencilla razón: nuestro actual sistema educativo no tiene un solo problema, tiene muchos y todos, -sí, me reafirmo-, derivados de las políticas educativas que han llevado a cabo los distintos gobiernos que hemos tenido.

Nuestros políticos entienden que  la educación en general y la pública en particular -que es la que me interesa- , es el terreno mejor abonado para la germinación de sus ideales y sistemas filosóficos. No se ponen de acuerdo en algo tan evidente en que educar no es adoctrinar, todo lo contrario: "Educar es cultivar el espíritu crítico de nuestros educandos, es afrontar su formación integrar ni paliativos. Es formar en su más amplio sentido al ser humano como tal"; pero no, parece que esto no interesa a determinadas personas. Así nos luce el pelo: ¡QUE PENA!

Cuando las soluciones a nuestro sistema educativo pasen por un PACTO DE ESTADO, gobierne quien gobierne, y deje de caminar en zigzag en función de los vaivenes políticos a que nos somete cada cuatro años nuestra democracia. Cuando todos: políticos, educadores y sociedad en general caminemos en un único sentido, iremos en la buena dirección. Ojo que no es utopía, en países mucho más desarrollados que nosotros se está llevando a cabo desde hace mucho este tipo de política y la verdad no les va tan mal.


Es por ello por lo que la LOMCE no aportará nada, es más tiene los días contados. Así que, una vez dada mi opinión, sólo me queda desearles  suerte a todos quienes forman nuestro entramado educativo (educadores, enseñantes, padres y alumnos). ¡ANIMO Y ADELANTE!

A todo esto aquí os dejo una de las muchas direcciones web en la que se hace referencia la LOMCE de forma esquemática.

http://www.aomatos.com/2014/08/la-lomce-en-un-sencillo-esquema/

NUEVAMENTE A TODOS SUERTE EN ESTA NUEVA SINGLADURA.

PACO GIL

La clave para el control de las masas es la manipulación de lo que somos, de cómo somos.
David Icke
PD. Perdonen la licencia literaria del inicio (Ilíada-Homero-)

lunes, 14 de julio de 2014

SE VA CON LA RARA SENSACIÓN DE VACÍO


LA PRUDENCIA RECOMIENDA ORDENAR LOS OBJETIVOS, Y EL PRIMERO Y FUNDAMENTAL ES SER UNO MISMO


Se marcha con la extraña sensación de no sentir nada especial. Se va de vacío, después de más de treinta años haciendo unas veces lo que más le gustaba y otras intentándolo.

Decía el poeta francés Paul Eluard que: “No hay azar, sólo citas”.

Él tuvo una única cita, suficiente para enamorarse perdidamente. Un amor que duró mientras la llama de la pasión por lo que hacía lo mantuvo vivo, hasta que poco a poco fueron matándolo,  y con ello su modo de vida, un estilo ético  que aún hoy desea mantener a toda costa.

Nunca hizo profesión de ignorancia porque en el fondo lo era y, consciente de ello siempre estuvo en predisposición de aprender.

Aprendió de todos e intentó enseñar lo aprendido con mayor o menor fortuna. En ocasiones lo consiguió y en las más vivió una profunda frustración. Son gajes del oficio se decía a modo de auto consuelo.

Pecó de prepotente al creer que podía cambiar el modo de vida de muchas personas. Se creyó, pobre de él, un don Quijote y, aún hoy le cuesta aceptar que cada cual tiene derecho a vivir su vida como mejor le plazca

Tras más de treinta años, se va como quiso, ligero de equipaje, y sin hacer ruido, como siempre intentó estar: en silencio. Porque le enseñaron desde muy niño que su silencio es lo único que no empeoraría cualquier sinfonía.


Gracias y hasta luego

Sé tu mismo, os demás puestos ya están ocupados.
Oscar Wilde

Me vais a perdonar porque por primera vez no ponga una foto de mi Barbate, creo que la ocasión no es la más oportuna.

sábado, 24 de mayo de 2014

COLORÍN COLORADO



NADIE DIJO QUE FUERA FÁCIL SER PRINCESA

Erase una vez una semana de ensueño. De esas que uno marca en el calendario de sus entretelas. Una de las muchas del calendario si no fuera por como la has vivido. De forma muy diferente, con vértigo, con la misma sensación de encontrarte con todo, cuando no has tenido nada. Porque acaba en el momento menos oportuno,  cuando nunca debería hacerlo.  Sin embargo vivió, como Peter Pan, momentos que sólo es posible  en el “País de Nunca Jamás”

Tenía muy claro por dónde empezar,  aunque hay cuentos que los cuente como los cuente tienen el mismo encanto, la misma fascinación porque ejercen el mismo efecto de felicidad consumada tanto en el que lo vive como en el que lo relata. Un éxtasis sólo comparable a la felicidad suprema.

En principio no tenía nada programado, confiaba en que otros lo harían por él. Y así fue. Por ello gracia a, quienes con toda seguridad se darán por aludidos cuando lean estas líneas.

Comienzo este pequeño relato con el feliz encuentro con la princesa de sus sueños. Asoma por sus posesiones, por su “sancta sanctorum” y se  la encuentra jugando con su madre, con quién si no. Su reacción, fue la de asombro, de incertidumbre y por qué no decirlo, de inquietud. Había  osado profanar su mágico mundo, ese pequeño reducto en el que fabrica día a día sus más bonitos sueños.

No sabe qué hacer ni que decir, como  ella; pero recurre al más viejo de los actos de amor: la acurruca entre sus brazos y la llena de besos. Quisiera decirle tantas y tantas cosas que al final enmudece, calla y oye el coral sonido de su entrecortada respiración. Se limita a mirarla con ojos vidriosos; le tiemblan las rodillas como cuando era un adolescente y veía a la persona que desde entonces le aguanta. Sin embargo, en el silencio, sólo roto por el silbido de los besos,  detecta una cierta complicidad que sólo el tiempo descifrará.
Vive sensaciones incapaces de describir, pero las vive de forma tan intensa que, aún hoy, le cubre como una segunda piel.

¡Qué bonita está! Piensa. Gracias a la madre que te parió, a esos padres que viven por y para ti.  Gracias porque cada día te hacen un poco más feliz que el anterior y, siempre sin volver la vista atrás y  sin importarles cuan lejano esté el horizonte. Nada importa: sólo tú princesa.


No quisiera olvidarse quienes de forma también muy directa son copartícipes de esa felicidad,  de ese Olimpo de sueños y realidades tempranas; de ese  templo capaz de hacer que su princesa viva esos momentos  mágicos que jamás olvidará y que está haciendo de ella una niña, si cabe, más feliz aún. Gracias a sus maestras y maestros y sobre todo muchas gracias a Sara, “su maestra”, porque no es sólo lo que haces, que ya es meritorio, sino el amor con que lo haces, que es grandioso. Gracias por cuidar de Amaia en ausencia de sus padres. Gracias por hacer que su vida sea un perpetuo sueño mágico. Gracias por hacer que su felicidad traspase las paredes de su casa. Gracias por tu paciencias.Gracias a sus amiguitos y amiguitas. Gracias a todos.


Recordar es fácil para quien tiene memoria. Olvidar es difícil para quien tiene corazón.
(Gabriel García Márquez)


viernes, 11 de abril de 2014

LA ESPERANZA ES LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE


NUNCA PASA NADA A LOS MISMOS DE SIEMPRE

¿Al final qué? Más de lo mismo, siempre igual, lo de toda la vida. Sí, aún a riesgo de ser reiterativo, son los mismos de siempre los que, más que escribir la HISTORIA, siguen escribiendo su historia. Para ellos lo realmente importante es dejar su impronta, pasar a los libros de textos a cualquier precio. Estas personas con su voraz apetito, casi orgásmico, han modelado y tergiversado las distintas realidades sociales hasta límites difícilmente soportables por una persona normal. Ese ciudadano anónimo que aún mantiene alerta su intelecto, y que de vez en cuando se asoma a la ventana de la realidad – cada vez más cerrada, por cierto – y reflexiona más sobre lo humano que sobre lo divino. Para esto último ya tenemos a los acólitos de pro.

Estas personas sobre las que intento echar mis redes – de cerco y jareta, para más inri -, que debería pasarse la vida contemplando la belleza del Universo y agradeciendo a su Dios, a la Divina Providencia, o a quien le de la gana, el haber sido bendecida por la diosa Fortuna desde su cuna; se dedican en sus pocos ratos libres a engañarnos y en los más a jodernos, simple y llanamente porque son los únicos que se creen en posesión de la verdad, los únicos capaces de darles la vuelta a un calcetín sin que el resto de los mortales lo notemos. Son los todopoderosos hijos de los todopoderosos de siempre.

Hemos visto, leído y oído en todos los medios de comunicación a la señora Aguirre (pobre sexagenaria), lamentarse del trato vejatorio y humillante con que se le está tratando. ¡Pero qué cara! Ha dicho incluso que se le ha querido humillar. Pero bueno.... ¿esto qué es? A esto aquí, en mi pueblo, le llamamos tener más cara que espaldas. Alguien que ha humillado a diestro y siniestro a quien le ha venido en gana, simplemente por no compartir sus ideas, debería por vergüenza torera ahorrarse afirmaciones gratuita que no hacen más que radiografiarse a ella misma.

Comentando lo sucedido a la señora Aguirre un grupo de paisanos se preguntaba: ¿pero tanto poder tiene esta señora? Se permite insultarnos un día sí y otro también y al mismo tiempo trata de convencernos de que lo hace por nuestro bien, porque nos lo merecemos, porque somos malos; vamos por que le viene en gana y punto.  Estaría bueno que alguien que está por encima del bien y del mal (y hasta de su partido) tuviera que dar explicaciones o que sus correligionarios se las pidiese. Ardería el PP.

Otra de las preguntas que flota sobre las turbulentas aguas de esta España nuestra es: ¿Qué hubiese pasado si un españolito cualquiera, de esos que cada cuatro años va a votar, hubiese sido el causante del incidente con la policía municipal de su pueblo? Pues bien, me voy a arriesgar a contestar: “Habría sido detenido, llevado a jefatura, probablemente hubiese pasado esa noche en los calabozos, le habrían multado, quitado puntos del permiso de conducir e incluso es probable que se lo  hubiesen retirado, …..” y encima no se le ocurriría insinuar haber sufrido un trato humillante por parte de los agentes de la autoridad.

Sin embargo, Esperanza Aguirre lo ha solucionado dándole la vuelta a los hechos y culpando a la policía, que por cierto, según ella, todo ha sido un montaje con el único objeto de hacerse una foto de grupo y colocarla en las redes sociales.

El sarcasmos, la ironía y la sibilina inteligencia de la que tanto presume - la más que probable hasta ahora, candidata a la alcaldía de Madrid -, debería utilizarla con otros fines distintos  al de insultar a la inteligencia de los españoles y  el de pretender conducirnos, a toda costa, por los tortuosos caminos que conducen al anacrónico imperio de la España: “UNA, GRANDE Y LIBRE POR LA GRACIA DE DIOS”. Ya tuvimos un salvador y la verdad es que quedamos un poco harto.

¡Y después de esto aún intentan convencernos de que “LA JUSTICIA ES IGUAL PARA TODOS”!


Pero qué pasa aquí, ya está bien. Nuestra más reciente historia (ERES, Trama Sindical y Empresarial, Gurtel, Bárcenas, Urdangarín, etc.) desmonta tal falacia. 

Huyas donde huyas, tus problemas se meten en tu maleta y te siguen a cualquier parte.
La verdad sobre el caso Harry Quebert


domingo, 30 de marzo de 2014

PUDO PROMETER, PROMETIÓ Y..... CUMPLIÓ


UN HOMBRE GRANDE, UN GRAN PRESIDENTE

Domingo 23 de marzo de 2014. Fallece el Presidente Adolfo Suárez a las 15:03 horas.

Noticia que me conmocionó y creo, sin temor a equivocarme, que fuimos muchos los españoles que quedamos en estado de shock. Era una noticia que desde hacía unas horas se esperaba, su hijo así nos lo hizo saber - un acto más que honra a la familia-,  un día antes poco más o menos.
Me preguntaba si sería o no conveniente el que le dedicase unas palabras. Después de mucho reflexionar pensé, ¿y por qué no Paco? En peores plaza hemos “toreao”, así que  al final me decido, hoy domingo también, una semana después.

Voy a intentar ser muy breve. Qué voy a decir yo que no se haya dicho y se dirá durante mucho tiempo.
Suárez fue un hombre GRANDE que elevó a la categoría de ARTE la POLITICA. Un hombre que más allá de las fobias o filias que pudiera despertar, nadie, repito, nadie, puede negar su valor como ser humano y político. De su ingente trabajo la HISTORIA dará cuenta. Un trabajo que, desde la perspectiva que nos da el tiempo y, viendo lo que hoy vemos en la palestra política, estaremos de acuerdo que lo que hizo fue sólo por servicio a ESPAÑA, término utilizado actualmente tan a la ligera por nuestros rectores políticos de forma miserable, simplemente porque es ¡MENTIRA!

 Gracias a él hoy gozamos de una España Democrática y Constitucional. Una España que no nos gusta, pero que entre todos podemos y debemos mejorar aplicando una sencilla receta: Elevar a la categoría de normal en la política lo que en la calle entendemos por normal. Estas fueron palabras suyas, no sé si textuales o no, pero seguro que parecidas.

Estuve pensando si no hubiera merecido otra vida política, pero no, creo que no, tuvo la que justamente deseo. Un hombre de cuya honradez hoy nadie duda y todos añoramos. Un hombre que pudo prometer, prometió y cumplió sus promesas.

Se forjó en la adversidad y siendo fuerte justamente con los poderosos. Tuvo en contra a todos los poderes fácticos: militares de alto rango, al clero más rancio y menos tolerable, a los bancos y grandes fortunas; prácticamente no hubo nadie con influencia que no estuviera en su contra, hasta el tiempo –atmosférico – para colmo. Sin embargo fueron muchos de sus correligionarios  quienes más daños le hicieron, esos mismos que en estos momentos dicen sentirlo mucho: ¡MENTIRA!

Siempre he creído que no hay nada de digno en morir, se es digno mientras se vive, en la actitud con que día a día se enfrenta uno a los problemas que van surgiendo y Suarez fue todo un ejemplo. Sin embargo sí hay algo de épico y su muerte ha sido digna de un héroe, como la de tantos otros, anónimos, que ha luchado contra esa maldita enfermedad de la que nadie aún ha salido victorioso.


Descanse en paz Don Adolfo Suárez, el primer y mejor de los presidentes de nuestra Democracia.

Cuando has eliminado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, tiene que ser verdad.

Sherlock Holmes

NO PODÍA OLVIDARME DE MI BARBATE


miércoles, 26 de marzo de 2014

A UNA PERSONA MUY QUERIDA


UNA PERSONA SIMPLEMENTE BUENA

Ayer tarde 25 de marzo de 2014 a las 19:30 horas aproximadamente, recibo una llamada telefónica. No fue una llamada cualquiera ni era cualquiera quien me llamaba. Ayer tarde recibo una grata noticia, pero me vais a permitir que omita al emisor y el mensaje. Por respeto, sólo por eso, por que sé que su deseo es ese.

No sólo me ha llenado de alegría sino que me enorgullece (omito el plural a conciencia) hasta límites insospechables.

La noticia corrobora lo que siempre he mantenido de esta persona: cabal y honrada donde los haya, trabajador incansable y sufridor sin que jamás se le notara con el objeto de no hacer sufrir a nadie. Con uno que sufriera ya era suficiente.

En ocasiones, pocas, solo y en otras, las más, le acompañaba el susurro de dos personas que siempre han estado ahí: amortiguando su sufrimiento, mitigando su dolor y rabia contenida. Alimentando sus sueños.

Retomando la llamada: me comunicaba la concesión de un reconocimiento profesional y me lo hacía saber  con cierto halo de vergüenza. Ese halo que siempre acompaña al humilde, al que nada tiene y todo lo da, al que simplemente es, como es él. Me decía que era un reconocimiento al trabajo de muchas otras personas que han estado con él y lo han ayudado muchísimo. No voy a negar que esto es verdad, pero como siempre se olvida de él mismo , como siempre enarbola la bandera de la humildad con la sencillez y normalidad con la que siempre lo ha hecho todo y que lo honra como ser humano.

A veces es tozudo, pero defiende su tozudez con con la aplastante lógica del que se siente liberado de deudas morales que otros pudieran haber contraído con él. Bendita tozudez, bendita honradez y sobre todo....... Joder no sé qué más decir sin que se me note mucho el cariño y admiración que le profeso.

Enhorabuena por este premio y sobre todo todo enhorabuena por ser como eres y quien eres.


Hasta luego

Yo no tengo mensaje.
Mi mensaje es mi vida (M. Gandhi)