martes, 20 de septiembre de 2016

¿SABES POR QUÉ A LA GRIPE DE 1918 SE LE LLAMÓ “GRIPE ESPAÑOLA”?


LA QUE LIAMOS SIN QUERER


Sucede simplemente por casualidad. Sí, una casualidad consecuencia de haber sido uno de los países europeos  que no participaron en la Primera Guerra Mundial (1914-1918). Por tal motivo la censura periodística prácticamente no existía en España, cosa que sí sucedía en el resto del mundo y fundamentalmente en Europa, así que las noticias sobre una pandemia de gripe que asolaba al mundo corrió como la pólvora, primero en España y desde aquí se expandió al resto del mundo.

El 22 de mayo de 1918 apareció la primera noticia sobre esta epidemia en el periódico madrileño “El Sol”, que sin embargo había sido censurada por el resto de los países participantes en la Gran Guerra para no desmoralizar a las tropas. Las noticias que emanaban de estos países prácticamente se ceñían a lo que estaba sucediendo en la guerra, sin embargo la noticia aquí en España era la epidemia de gripe. Por eso, dio la falsa impresión de que los primeros casos surgieron en España, aunque la realidad como ya hemos visto fue otra. De hecho es más que probable que la epidemia llegara a España a través de Francia. Esta vez, y sin que sirva de precedente, los españoles no tuvimos la culpa.

Una vez aclarado el asunto sería más que conveniente apuntar una serie de luctuosos datos que nos van a dar idea de la magnitud de la tragedia.

A poco que repasemos la historia, nos damos cuenta que esta pandemia fue un problema mundial. Sus desbastadores efectos fueron apocalípticos, mató sobre todo a jóvenes entre 15 y 35 años, rápidamente, en solo 2 o 3 días y con síntomas hemorrágicos. Sólo en Estados Unidos fallecieron alrededor de  700.000 personas aproximadamente.

Esta epidemia causó más muertes en 25 semanas que el SIDA en 25 años. Mató a más personas en un año que la peste negra en la Edad Media en todo un siglo. Entre 1918 y 1919, hubo muchísima más muertes que en toda la Primera Guerra Mundial. Fue también esta epidemia la plaga que más rápidamente se propagó en la historia. Un virus 25 veces más mortal que otros virus de las gripes anteriores.



Por último, creo que todos tendremos en mente al menos dos preguntas. Una, ¿podría aparecer de nuevo esta cepa vírica? ¿Sería tan letal actualmente? Para tranquilidad de todos, respecto a la primera pregunta la respuesta es que no es muy probable, las mutaciones que ha sufrido el virus desencadenante de la tragedia han sido múltiples, así que es difícil que aparezca nuevamente el virus original y respondiendo a la segunda podemos estar mucho más tranquilo ya que los antivirales actuales son efectivos contra este virus de 1918, que hubo que resucitar en laboratorios para su estudio.

Así que con el objeto de tranquilizar algunas conciencias finalizar afirmando que la GRIPE ESPAÑOLA, es la menos española de todas las gripes.


Si lo deseas puedes bajarte un ejemplar del diario independiente El Sol de Madrid  de los días 22, 23 y 26 de mayo de 1918. Ellos recogen una breve referencia a la gripe de este año. La calidad no es muy buena, lo siento, pero es de lo único que dispongo.



Ahora sé que sólo quien cree vivir con certezas sobre las preguntas vitales es un necio sentado y a la espera. Todo es cuestión de química. Deborah García Bello – Autora del blog dimetilsulfuro.es


Fuentes consultadas:

Virus y pandemias de Ignacio López-Goñi
La revolución de la salud. Dr. Robert C. Atkins
Biblioteca Nacional de España. Hemeroteca digital

Hasta luego
Paco Gil (@PacoGilBarbate)