martes, 20 de diciembre de 2016

DÉJAME QUE TE CUENTE UN CUENTO


LOS HIJOS DEL LABRADOR QUE REÑÍAN


Los hijos de un labrador reñían a diario. Éste, como aun aconsejándolos mucho, no podía con sus palabras persuadirles de que cambiasen, comprendió que debía hacerlo con hechos y les invitó a que trajesen un haz de varas. Al hacer éstos lo que se les había encomendado, les entregó primero las varas juntas y les pidió que las partiesen. A pesar de que pusieron todo su empeño, no lo pudieron lograr; a continuación desató él el haz y les dio las varas de una en una. Al romperlas ahora con facilidad, él dijo: “Asimismo vosotros, hijos, si estáis de acuerdo, seréis indomables para los enemigos; pero, si discutís, seréis fáciles de someter”.

La fábula muestra que la concordia es tanto más fuerte cuanto más fácil de vencer es la discordia.

Esopo. Clásicos de Grecia y Roma. Alianza Editorial.

"OS DESEO LO MEJOR A TODOS, QUE VUESTROS DESEOS SE CUMPLAN Y SOBRE TODO COMO EN MI FELICITACIÓN NAVIDEÑA OS DECÍA: INTENTEMOS SER CADA DÍA UN POCO MEJORES".


Hasta luego
Paco Gil (@PacoGilBarbate)